Crónica Premini mixto

Cubelles / Escola Canigó A    4 – 12.

 

Segundo partido de competición oficial y primero como equipo local de nuestros jugadores y jugadoras del

premini contra un equipo técnicamente más rodado y físicamente más grande.

Aunque estos aspectos han decidido el encuentro, la actitud en algunos momentos del partido no fué la de la

semana pasada. Sin embargo se resaltan también en esta crónica algunas grandes mejoras observadas. No

es fácil seguir concentrados e intensos en defensa cuando el marcador es muy adverso pero nuestras

jugadoras y jugadores han luchado hasta el final.

 

El primer cuarto empezó bien en cuanto a juego con alternativas y contraataques en ambas canastas.

Consecuencia directa de esta mayor iniciativa en ataque son los 4 tiros libres provocados en este cuarto.

Todos nuestros chicos y chicas estaban muy motivados, especialmente aquellos que no habían participado en

el primer encuentro y el rival tenía dificultades para mover el balón. Aunque el marcador se desequilibró poco

a poco, nuestro equipo dio muestras de mucha calidad en ataque y sobretodo en defensa.

En el segundo cuarto, la defensa sigue siendo muy buena, pero el rival pone en pista varios jugadores con un

nivel táctico importante junto con 2 jugadores de físico portentoso que acaparan el rebote bajo ambas

canastas. Esto decanta de nuevo el marcador y obliga al Cubelles a finalizar los ataques con tiros lejanos o

entradas que en el mejor de los casos se saldan con una falta personal. Tras un tiempo muerto, aparece otra

de las novedades positivas de nuestro equipo:

Desde nuestro banquillo se anima a los jugadores y jugadoras que están en la pista.

Este detalle que parece simbólico coincide con nuestra primera canasta de este segundo cuarto. Sin embargo

el balón ya no circula como en el inicio de partido y, algunos desajustes defensivos provocan el segundo

tiempo muerto de un cuarto en el que se puede decir que el premini mixto ha sufrido su falta de experiencia y

es que…es tan solo su segundo partido de competición!

La intención de nuestros chicos y chicas al iniciar el tercer cuarto era de arrancar fuerte para ver cómo

reaccionaría el rival con un marcador más equilibrado pero el baloncesto es ante todo un juego táctico y

nuestro contrincante se aprovecha de nuestras debilidades, mueve rápido el balón y provoca fisuras

defensivas que no permitimos en el partido de la semana anterior. Un nuevo tiempo muerto nos permite volver

a una buena defensa que hace sufrir al rival, pero, como es normal en esta situación, poco a poco el banquillo

deja de corear a sus compañeras y compañeros sobre la cancha. Han tirado la toalla?

En absoluto!

El sistema de puntuación está pensado para alentar a equipos que, pese a un marcador claramente adverso,

pueden arrancar unos puntos ganando el último cuarto. La estimulación del equipo técnico detona la

motivación de nuestro equipo que durante gran parte del último cuarto no permite una canasta del rival. Tras

algunas alternativas en el juego y algunas oportunidades incluso de ponerse por delante en el marcador, el

adversario decide volver a tirar de experiencia y físico, y coloca sobre la pista a los jugadores que

desequilibraron el encuentro en la primera parte.

Y en ese momento aparece el último de las grandes detalles de mejora respecto al partido de la semana

pasada: A pesar del marcador adverso, de la superioridad del rival y del castigo físico que esa superioridad

había supuesto, no hubo en ningún momento del partido reproches entre miembros del equipo. Nadie le negó

el saludo al rival ni a su entrenador o entrenadora a causa de su desmotivación o por ser cambiado. Las

comprensibles caras de frustración tras el pitido final dieron paso inmediatamente a rostros de felicidad y de

sensación, todos en piña en el círculo central, de haber pasado un rato inolvidable.