SÉNIOR FEMENÍ VERD (CAMPIONAT TERCERA CATEFORIA FEMENÍ “B”)
Jornada 16

CAVA & ROLL CB CUBELLES VERD – BASQUET FEMENI CORNELLA “B” 34-36

CB Cubelles: Idoia (9), Elena (0), Neus (0), Èlia (0), Noe (0), Carla (0), Judith (8),
Mariona (0), Marta (5), Sheila (3), Piqi (9)
Ausencias: Este, Maria
Entrenadoras: Laura Mateos y Meritxell Torruella
Parciales: 11-5, 5-12 (16 – 17), 11-5 (27 – 22), 7-14 (34 – 36)

 

EL MAL PORCENTAJE EN TIROS LIBRES, NOS CONDENA
Las azules venían de una derrota dolorosa la semana anterior. Ya no por la derrota en
la prórroga, sino por las malas sensaciones de cómo se perdió. Y buscaban resurgir y
volver a ser ese equipo que pocas veces baja la cabeza.
Inicio de partido poco fluido por parte de los dos equipos, que era el presagio de lo
que vendría a lo largo de los 40 minutos restantes: muchas manos al límite de la falta,
juego trabado, poco ritmo en las transiciones… Ese juego que no nos favorece para
nada. A pesar de ello, buenas elecciones en el juego estático permiten que al final de
los 10 minutos el marcador reflejara un 11-5.
En el segundo cuarto, nos olvidamos de intentar encontrar nuestro juego, y entramos
en el juego de las rivales. A ello se le suma un horroroso porcentaje en tiros libres (1/8
en este cuarto) que parecía la única vía para ir sumando. 16-17 a la media parte.
A la reanudación, volvemos a jugar con algo más de alegría, miramos de darle un
punto más de velocidad a las transiciones y trenzamos jugadas dignas de enseñar a
los más pequeños, donde somos capaces de meter pelotas interiores, inversión
completa y eligiendo la mejor opción de tiro. 27-22, y 10 minutos restantes que serían
de infarto.
El último cuarto es un calco del segundo: volvemos a entrar en su juego, en las
dudosas decisiones arbitrales, en los nervios… todos esos factores externos que NO
podemos controlar y que lo único que nos provoca es ansiedad y precipitación.
Conseguimos dar con la tecla, y a base de un juego más vertical logramos intentar
sumar de tiros libres una y otra vez, pero no era el día. Un triple de las de Cornellà tras
una defensa prácticamente excelente de las azules y con el marcador 30-31, podría
habernos hundido. Pero a falta de 2 minutos seguimos peleando y buscando la mejor
opción. A falta de 3 segundos, disponemos de 2 tiros libres para forzar la prórroga,
que fallamos. Al final, 34-36.
8/31 en tiros libres lo dice todo en un partido tan y tan ajustado. No sirven de nada los
ataques directos y más verticales, si luego no aprovechamos sumar desde la línea de
tiros libres. Detalles al margen, el equipo mostró unión, peleó y se vació en todos los
aspectos. Ante eso, no se puede pedir más.
Las azules visitan el próximo domingo 9 de febrero a las 18h la pista del Femení
Castelldefels. Partido donde buscaremos volver a la senda de las victorias pero, sobre
todo, mantener el nivel de exigencia mostrado este fin de semana.