SÉNIOR FEMENÍ VERD (CAMPIONAT TERCERA CATEFORIA FEMENÍ “B”)
Jornada 4

CB CUBELLES VERD – FEMENI CASTELLDEFELS “B” 55 – 46

CB Cubelles: Maria (7), Idoia (11), Elena (2), Neus (2), Este (2), Noe (5), Carla (3),
Judith (2), Èlia (6), Marta (10), Sheila (5)
Ausencias: Mariona
MVP: Idoia
Entrenadoras: Laura Mateos y Meritxell Torruella
Parcials: 12-11, 8-10 (20 – 21), 23-11 (43 – 32), 12-14 (55 – 46)

CUANDO LOS FACTORES EXTERNOS NOS ENTRAN POR UN OIDO Y SALEN POR
OTRO…
Cuarta jornada de competición, y en terreno cubellenc.
Veníamos de una dolorosa derrota en casa del BF Cornella. Ganando todo el partido,
incluso llegando a una ventaja de 11 puntos en el tercer cuarto, pero los nervios
derivados de la falta de experiencia nos pasaron factura. Lejos de generar una aureola
negativa y de buscar culpables, el equipo se enfundó más que nunca el mono de
trabajo, y se dedicó a lo que sabemos hacer: picar piedra y más piedra.
Encaramos el partido sabiendo que nuestro equipo rival venía de dos jornadas sin
competir, y queríamos poner tierra de por medio desde el minuto 1 aprovechando esa
situación anormal. Pero la realidad fue otra. Defensa flotante (por momentos
pensábamos incluso que habíamos dado indicaciones de defensa zonal) que
provocaba ataques fáciles al rival. Y eso, consecuentemente, no nos permitía correr
sino jugar en estático con las ideas poco claras. Después de un tiempo muerto, parece
ser que volvemos a la senda de nuestra filosofía, y después de aprovechar nuestra
ventaja en el juego interior, acabamos el cuarto +1 (12-11).
El segundo cuarto se caracteriza por la falta de puntería. Estamos prácticamente los
últimos 5 minutos sin anotar. Esos factores externos que no podemos controlar, pero
que ya nos han demostrado que, si sigues peleándolo, al final hay justicia. Dos buenas
jugadas al final permiten que vayamos a la media parte tan solo 1 punto por debajo.
A la salida de vestuarios, salimos con las pilas cargadas poniendo tierra de por medio.
Estrenamos el cuarto con un triple más que necesario que nos permite coger
confianza, y eso provoca que los tiros vayan entrando y nos vayamos encontrando
cada vez más cómodas. Pero no olvidemos que esto, al final, es fruto de desgastarse
físicamente en defensa, a partir de una alternancia defensiva, que nos facilita los
rápidos ataques ya sea en transición o buscando sacar provecho de nuestro juego
interior. Al final del tercer cuarto, resultado de 43-32.
Como era de esperar, el nivel defensivo del equipo visitante sube el listón, igual que
sucedió la semana pasada. Aparece uno de esos otros factores externos que no

podemos controlar. Pero lo que sí podemos controlar es dedicarnos a pelear como lo
hicimos. Luchas que acaban en personal local en reiteradas ocasiones, faltas en
ataque por parte local… Las amarillas que van acortando distancias… Los fantasmas
del pasado aparecen, pero estamos demostrando que de los errores aprendemos.
Agachamos la cabeza, cerramos la boca, y picamos piedra, llegando así al final del
partido con un resultado favorable de 55-46.
Un partido más donde todas las jugadoras anotan, donde recuperamos en momentos
importantes a jugadoras importantes que están teniendo dificultades personales para
anotar, pero donde también aparecen jugadoras que demuestran que, saliendo del
banquillo, también se puede salir enchufada y sumar como la que más.
¡Orgullo de EQUIPO, y sé lo que me digo!
La semana que viene el equipo visita la pista del AE Esquitx de Sant Sadurní, domingo
27 a las 16h, equipo que todavía no conoce la victoria, pero no por eso será un partido
cómodo.