26-1-19 (Pre Mini Mixte) CNB VILANOVA AKO COSSETÀNIA - C.B. CUBELLES 12 - 04

 

CRÓNICA BENJAMÌ C.B.CUBELLES
Fase 2 - JORNADA 2
BENJAMÍ MIXT

CNB VILANOVA AKO COSSETÀNIA - C.B. CUBELLES
12 - 04

CB Cubelles: Ian (3), Cristina (8), Àlex (9), Irene (10), Noelia Sánchez
(11), Mía (13), Noelia Soler (15), Guillem(17), Zoe (19), Helena (21),
Mario (23), David (26)
Absents: Gerard

Entrenadora: Jessica 

LECCIÓN APRENDIDA.
Partido muy difícil de digerir el jugado este sábado frente al Cossetània.
Recordemos que se llevaron un empate en Cubelles a principios de diciembre en un
partido marcado por las eternas distancias de nuestra cancha exterior y parece que
nos estaban esperando para mostrarnos de lo que son capaces en distancias
reducidas.
El partido empieza con una empanada generalizada de ambos equipos que, en un
principio parece beneficiar ligeramente a nuestro equipo. Nadie sabe muy bien quien
le defiende (lo cual es casi normal a estas alturas de partido) ni a quien defiende (lo
cual es letal en cualquier momento del partido) y son varios los jugadores que miran al
cielo, a sus entrenadores o al árbitro en busca de…una señal que les oriente.
Y antes de llegar al primer minuto de juego se produce el primero de lo que
llamaremos el “saque Montana”:
Se trata, para los que no tuvieron el placer de asistir a la presentación de esa nueva
jugada mezcla de varios deportes, de sacar de fondo con un pase a medio camino
entre el fútbol americano (de ahí el nombre) y el Kame Hame Ha de Son Goku para
mandar la pelota lo más lejos posible … de la atmósfera terrestre.
La eficacia del “saque Montana” depende de tantos factores incontrolables para el
sacador, que está totalmente desaconsejado, sobretodo si el campo es pequeño.
Desafortunadamente, el primer saque Montana de Ian es aprovechado por Noe San
con una bandeja maravillosa que hace pensar a nuestros Cubis, que el “truco” va a
funcionar las 182 veces siguientes.
Pero no lo hizo.
Ni una sola vez más.
En cualquier caso, lo que empezó siendo un intercambio de canastas más o menos
equilibrado acaba convirtiéndose en un severo correctivo para los azules que no
pueden parar los contrataques más convencionales del equipo local.

El segundo cuarto no se desarrolla de forma muy diferente. Las instrucciones recibidas
en el banquillo sobre la defensa demasiado suave del quinteto inicial no han calado lo
suficiente, y de nuevo, como ya nos pasó en el partido de la primera fase, parece que
el Cossetània tenga muchísimas más ganas de llevarse el partido que nosotros.
Guillem hace buenas jugadas bajo el tablero rival y Mario consigue abortar varios tiros
rivales, pero no conseguimos ni un solo contrataque claro, y solo 2 tiros no forzados.
Aún con detalles defensivos excelentes (un tapón estratosférico de Cristina que el
jugador local tardará en olvidar) el marcador de los Cubis no se mueve en todo este
segundo periodo.
Una de las desventajas de jugar contra equipos con pocos efectivos (y el Cossetània
se presentó ayer sólo con 7 jugadores) es que los que juegan tienen mucho más
tiempo para conocer al rival.
Aunque el quinteto de Cubis del tercer cuarto, salió mucho más concentrado que al
iniciar el partido, el rival apretó más donde sabía que podíamos hacerle daño. Cuando
Helena, Noe San o Ian subía el balón, varios jugadores se abalanzaban
inmediatamente sobre ellos. Cuando Mia o Irene recibían un pase, el “bosque de
brazos” que se tejía entorno a ellas coartaba toda acción posterior.
Una vez más, 4 saques Montana y, un cuarto que teníamos en el bolsillo, se nos
escapa por una canasta a falta de 10 segundos del equipo local.
El último cuarto fue, en cambio, una exhibición de como una defensa intensa ahoga al
rival y permite jugar más tranquilos en ataque. Si exceptuamos los 4 puntos recibidos
en los 40 primeros segundos, el juego de los Cubis era pura didáctica del baloncesto:
- Alex y Zoe en movimiento para lograr el desmarque y facilitar el saque clásico
(a la mano, no de futbol americano).
- David y Mario buscándose constantemente para desconcertar al equipo local.
Y Cristina cogiendo rebotes y metiendo canastas como si este cuarto fuera otro
partido.
Pero el periodo se les hizo demasiado largo. Tras estar venciendo por 4 a 11, a falta
de 3 minutos para la conclusión del cuarto, el habitual ritual de cambios mareó a la
marea azul y permitió al rival remontar y llevarse el cuarto ante la frustración de los allí
congregados. Los Cubis habían demostrado que podían ganar a este equipo, pero el
Cossetània nos recordó que no hay que bajar la guardia hasta que el árbitro pita el
final.
Lección aprendida y la revancha (23 de marzo, 9 de la mañana en casa) está servida.
Parciales: 19-06, 18-00, 06-04, 12-11
MEJORABLE.- Los riesgos tomados en los saques. Llevábamos tiempo sin perder
tantos balones en una acción fácil de preparar en los entrenos.
INMEJORABLE.- El cambio de actitud de tod@s en la segunda mitad del encuentro,
actuando como un equipo sólido.
MVP.- Cristina
Increíble derroche de energía, persistencia y lucha que contagió a sus camaradas y
desesperó al Cossetània. Lástima que siempre deba “cocinárselo” todo sola, si la
buscaran más, aportaría aún más al equipo.

0preminiMixte18 19

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest