CRONICA SENIOR MASCULINO C.B.CUBELLES
JORNADA 21
SENIOR MASCULINO

AG RACING CB CUBELLES 66 – 62 C.B. ROQUETES

CB Cubelles: Javier (18), Alex (16), Santi (10), Jordi B. (1), Borja (15), Raúl
(3), Sergi (3), Pipe (0)
Ausentes: Aitor, Marcos, Alejandro, David y Jordi F.
Entrenadores: Óscar Quesada y Gerard Egea.
Parciales: 1 (23-18) 2 (12-24) 3 (15-04) 4 (16-16)

VICTORIA EN EL SEGUNDO DERBI DE LA TEMPORADA
Segundo derbi de la temporada, esta vez el duelo era en casa contra el
Roquetes. En esta dura cuesta de Marzo el equipo se enfrentaba a su segundo
duelo consecutivo contra los tres líderes de la categoría, esta vez contra los
segundos clasificados, el Roquetes, que se jugaba la primera plaza al estar
empatados a puntos con el Castelldefels. El partido empezó con una
motivación extra de los locales, después de ganar el duelo contra los terceros
la semana anterior y tener el aire especial que dan los derbis, los de Cubelles
salieron con una marcha de más, queriendo la revancha del partido de ida y
consiguiendo llevarse el partido pese a las bajas. En los tres primeros minutos
se consiguió un rápido parcial de 8-0, cinco puntos de Javi y un triple de Borja
daban las primeras distancias en el marcador, demostrando las intenciones
que tenían puestas en el partido. En los siguientes minutos los de Roquetes
empezaron a meterse en el partido, ambos equipos hacían una gran defensa y
movían bien el balón, consiguiendo una anotación fluida durante todo el cuarto
que daba vistosidad al partido, cosa poco habitual en esta categoría. A falta de
tres minutos los de Roquetes metieron una marcha de más, y gracias a su
dominio en el rebote consiguieron un parcial de 0-9, contestado rápidamente
por un triple de Raúl y dos de Javi en el último minuto, que dejaban una ventaja
de 5 puntos para los locales. Gran primer cuarto, con una circulación de balón
muy buena y una gran defensa de ambos equipos. Final del primer cuarto con
marcador de 23-18.
En el segundo cuarto la historia cambio un poco, los de Roquetes no querían
ver peligrar la posibilidad de ser campeones y empezaron con un rápido parcial
de 0-7, todos los puntos de Alejandro, que estaba dominando ambos aros y
suponía un problema muy grande para los locales. Debían conseguir parar a
sus pívots para poder volver a estar en el partido, las segundas oportunidades
en ataque y la imposibilidad de coger rebotes ofensivos daban demasiadas
oportunidades a los visitantes. Dos triples de Borja volvían a empatar el partido,
pero durante los siguientes minutos las defensas se volvieron más dudas,
consiguiendo cerrar bien el rebote por Borja, Javi y Jordi, que dieron un plus en
el poste bajo que ayudaba al equipo a seguir metidos en todo momento. El
partido era muy vistoso, juego duro, quejas al árbitro, anotación, emoción…

todo lo que se le puede pedir a un derbi. A falta de un minuto el partido estaba
empatado a 35, y en ese momento llegó el peor juego de los locales, bajando
los brazos en defensa y dando por cerrada la primera parte, por lo que los de
Roquetes pudieron conseguir un parcial de 7-0 que daba un resultado
inmerecido al descanso. Media parte con marcador de 35-42.
Las sensaciones en la media parte eran claras, un poco de malestar por tirar
gran parte del trabajo en un minuto, sabiendo que se tenía que salir motivado
en el principio del tercer cuarto para no permitir que los de Roquetes se fueran
en el marcador, resultado que podría cerrar el segundo derbi de la temporada.
Con esa premisa el equipo saltó al campo mentalizado, y vaya si lo hizo,
consiguiendo un parcial de 6-0 y dejando seco al Roquetes, que no pudo
conseguir su primera canasta hasta el minuto 5. El dominio era totalmente del
equipo local, moviendo mejor el balón, dominando en los postes, defendiendo
cada posesión hasta el final y sin entrar en posibles quejas repetitivas que no
paraban de buscar los visitantes, frustrados por el propio juego duro que ellos
estaban buscando. Mientras un equipo pensaba más en al árbitro el otro se
dedicó a jugar, a hacer lo suyo para ganar el partido, permitiendo solamente 4
puntos en este cuarto y consiguiendo 15, gracias sobre todo a la defensa de
Jordi Balaña en estos minutos y la intensidad de Santi, que, comandados por
Alex de Diego (líder del tempo del partido), hacían que el Cubelles recuperara
la ventaja y se fuera al último cuarto por delante en el marcador. Final del
cuarto con 50-46.
Los diez últimos minutos se preveían duros, los visitantes necesitaban ganar y
los locales querían dar el segundo golpe sobre la mesa, por lo que el cuarto no
podía empezar mejor que con un triple de Alex. En estos minutos los locales
demostraron una mejor concentración, no dejándose llevar por las quejas,
excepto en un pequeño momento, dónde nos quedamos sin Jordi y Javier,
cosa que podría haber hecho perder todo lo luchado hasta ahora, ya que el
equipo estaba muy falto de juego interior y ellos dos estaban realizando un
gran partido. Entró Raúl a jugar de interior, y gracias a su veteranía y saber
estar hizo que no se notará la ausencia de sus compañeros pese a ser un
jugador de la línea exterior. En estos minutos, pese a los intentos de
remontada del Roquetes que intentaba ataques rápidos y directos para anotar
fácilmente, tener a dos jugadores como Alex y Sergi te dan un plus, ya que
controlan los tiempos de los ataques y dan calma al partido, cosa muy
necesaria cuando vas por delante en el marcador y tienes que asegurar cada
canasta. En la parte ofensiva los locales contestaban cada canasta de los
visitantes, Alex y Santi sumaban puntos muy necesarios que mantenían la
diferencia suficiente para llegar con más de una posesión de ventaja a los
últimos minutos. La seguridad en los tiros libres que tanto faltó en la primera
vuelta daba finalmente la victoria de los locales, se consiguió mantener la
distancia y cerrar un gran partido con un resultado final de 66-62, dejando un
gran sabor de boca al ser un derbi y el segundo clasificado de la liga.
A destacar el partido de Alex de Diego, con 16 puntos, 6 rebotes y 9 faltas
recibidas para un total de 23 de valoración. También a destacar la defensa de
Jordi Balaña, complicando el partido a sus mejores jugadores y demostrando lo
importante que son los intangibles, ya que hay muchas cosas que las

estadísticas no ven. Por otra parte tenemos los 18 puntos de Javier, inmenso
en la primera mitad, igual que Borja, con 15 puntos y 11 rebotes.
Tras esta victoria tan importante en el derbi la semana que viene se juega en la
pista del líder, el Castelldefels, equipo superior a los otros de esta liga y que
será un hueso duro de roer. Es el tercer año consecutivo que se juega contra
ellos en liga, sin poder conseguir ninguna victoria, aunque varias veces se ha
estado muy cerca de dar la sorpresa tanto en su campo como en el nuestro.
Este partido servirá para poder ver el estado de forma real del equipo,
esperando que se pueda conseguir recuperar a varios jugadores para poder
tener una mayor solidez en ambas partes de la pista.

0senMasc 18 19