CRONICA INFANTIL FEMENINO C.B.CUBELLES
JORNADA 3
INFANTIL FEMENINO

C.E. XAMBA VILAFRANCA 47 – 44 EL RACÓ D’EN CONA – C.B.
CUBELLES

CB Cubelles: Abril (6), Aitana (2), Iris (0), Noa (4), Xènia (2), Valeria (6),
Cristina (0), Lidia (2), Claudia (4), Carla (8), María (10)
Ausentes: Esther
Entrenadores: Pepe Cabedo, Estefania Rodriguez, Àlex Martí
Árbitro: Sr. Duch
Parciales: 1-2 (14-12) 3-4 (14-15) 5-6 (7-11) 7-8 (12-6)

 

DERROTA AJUSTADA TRAS TRABAJAR BIEN DURANTE CASI TODO EL
PARTIDO
En la visita del sábado por la mañana tras una jornada de descanso, las de
Cubelles se enfrentaban al Xamba de Vilafranca, equipo con el que ya se
habían visto las caras varias veces la temporada pasada y los duelo habían
sido siempre igualados. Tras un muy buen partido en la pista del A.E.S.E. las
chicas querían seguir con la buena dinámica, consiguiendo un buen partido de
visitantes y si fuera posible una nueva victoria.
El partido empezó con un buen ritmo, rompiendo en los primeros ataques la
barrera de los puntos que tanto costaba superar en los otros encuentros. Tras
dos canastas de Abril y Carla en los tres primeros minutos las de Cubelles iban
por delante en el marcador (2-4), pero el juego no estaba siendo todo lo
correcto en defensa y se permitían muchos contrataques y puertas atrás para
las de Vilafranca, que en este tramo del partido no acababan de aprovechar
todas las oportunidades. En este momento, las locales dieron un plus en
defensa y apretaron todo el campo, pillando desprevenidas a las visitantes y
recuperando muchos balones seguidos. La incapacidad de pasar del medio
campo, y la falta de soluciones que se tenía en ese momento provocó un
parcial de 8-0 que daba ventaja a las locales dejando un marcador de 10-4 tras
los primeros cinco minutos. El resultado era algo injusto, ya que las de Cubelles
no habían jugado tan malos minutos como para tener una diferencia tan
elevada en el marcador, pero la falta de concentración y el nerviosísimo
(aspecto que debemos trabajar con ellas para ayudarlas en los entrenamientos
y partidos) dieron facilidades a las del Xamba, que aprovecharon sin dudarlo.
Antes de reanudar el partido ya se veían caras largas en el banquillo visitante,
teniendo que intentar imprimir sobre ellas una actitud de borrón y cuenta
nueva, tres minutos malos los puede tener cualquier equipo, lo importante es
luchar y solucionarlo. Era importante que ellas jugaran como sabían, por lo
que, tras las órdenes pertinentes de los entrenadores, las chicas salieron al
campo a remontar el partido. Este cuarto empezó trabado, pero tras varias

buenas defensas y un correcto movimiento de balón llegó la primera canasta
de María, contestada rápidamente por las locales. En ese momento, una
canasta de Claudia y dos de Noa empataban el partido, dando la energía que
les faltaba a las visitantes para creerse que podían ganar el partido.
Finalmente, una canasta de as locales ponía un marcador de 14-12 tras los
primeros diez minutos.
En el tercer período las chicas salieron con todas las ganas del mundo y
hicieron todo lo que podían para ponerse por delante, otra vez un comienzo
con una canasta de Abril y dos de Carla daban la primera ventaja de cuatro
puntos a las de azul. La buena presión en todo el campo estaba dificultando
mucho la salida del balón de las naranjas, por lo que todas las recuperaciones
debajo de canasta se aprovechaban para anotar fácilmente. Tras dos buenas
acciones de las locales que aprovechaban el constante vacío que había en las
puertas atrás, Valeria anotó una nueva canasta en los últimos segundos para
terminar el período con la ventaja de un punto, 19-20.
La reanudación fue un constante intercambio de canastas, ambos equipos
defendían bien y aprovechaban las carencias que estaban teniendo las rivales,
los errores en la salida del balón de las locales, y la falta de vigilancia de la
espalda de las visitantes daban muchas facilidades al otro equipo. Estos cinco
minutos acabaron con una ventaja de un punto para las locales, siendo lo más
importante la falta de acierto en los tiros libres, que pueden hacer decantar el
marcador a un lado o el otro. Media parte con marcador de 28-27.
Volviendo al partido, el quinto período era importante para ver si seguía la
igualdad o uno de los dos combinados conseguía las primeras distancias. Una
canasta de Lidia abría el marcador de la segunda mitad, dónde los cinco
primeros minutos fueron intensos en defensa por parte de los dos equipos,
provocando tiros libres para ambos, que no eran aprovechados por ninguno de
los dos. Tras muchos minutos sin aportación ofensiva (un tiro libre de las
visitantes y cuatro puntos de las locales), Abril cerró el período con una nueva
canasta, dejando el marcador en tablas.
Con el 32-32 en el marcador empezó el sexto período, marcado otra vez por la
alta intensidad en defensa y la poca permisividad de canastas. Lo único que
diferenciaba a un equipo y el otro era el acierto debajo del aro, que en este
momento aprovecharon Carla y Valeria (dos veces) para dar una ventaja de 3
puntos para los últimos diez minutos. Encaramos la recta final con un resultado
de 35-38.
En los últimos diez minutos el partido cambió radicalmente. Las jugadoras
visitantes eran castigadas con muchas faltas, que al final se convertían en una
visita constante de las locales a la línea de personal. Por suerte, el balón no se
decantaba por la red, por lo que siete de las ocho oportunidades que tuvieron
de sumar puntos no subieron al marcador, siendo un colchón que podría haber
cerrado el partido casi del todo. En las locales solo Claudia conseguía sumar
una canasta, manteniendo a las cubellencas cuatro puntos por delante en el
marcador, pero un triple en el último segundo ponía a las de Vilafranca a un
solo punto a falta de cinco minutos (39-40).

El final del partido fue largo para las visitantes. La incapacidad de parar los
cortes por la espalda de las de Vilafranca y las perdidas de balón en el ataque
no daban oportunidad a atacar. Ellas conseguían puntos de manera más
sencilla y eso que no aprovechaban los tiros libres (seis fallados otra vez),
porque la diferencia podía ser mayor. Solamente María con dos canastas más
consiguió anotar en este período, dónde los nervios, el echo de bajar los
brazos y los posibles errores en la gestión del final del partido acabaron con la
derrota por solo tres puntos. Cabe decir que las locales gestionaron muy bien
los últimos diez minutos y compitieron hasta el final, llevándose un partido
trabajado donde supieron aprovechar muy bien nuestros errores. Final del
partido con marcador de 47-44.
A destacar el partido de María, aportando 10 puntos y un nivel de ganas y
lucha hasta el último segundo que siempre son necesarias en cualquier equipo.
En momentos de dudas nunca tiene miedo a cargarse el peso del ataque a la
espalda y buscar soluciones. También es muy remarcable la aportación de Noa
y Valeria, ayudando al equipo con mucha intensidad y buenos tiros que daban
aire al equipo en situaciones muy igualadas. Es importante que todas ellas van
engranando en este equipo y cogiendo confianza, ya que, aunque no se den
cuenta en algún momento, todo lo que hacen y trabajan en los partidos y
entrenamientos puede ayudar mucho a que un partido vaya mejor o peor. No
solamente es importante la anotación, sino el trabajo constante en los
entrenamientos y los aportados que a simple vista no se ven, como la defensa,
el rebote… Todas estas cosas hacen que muchas de ellas estén mejorando y
estemos muy cerca de ver grandes partidos de jugadoras que se tienen que
creer lo buenas que son. Toca trabajar mucho los tiros libres, esta vez con un
total de 2 convertidos de 16 intentados. Se ha de mejorar la mecánica de tiro y
así poder sumar estos puntos que ahora se nos están escapando, y en algún
momento pueden ser claves para ganar partidos. Ahora tocan dos semanas de
descanso hasta el 16 de noviembre, que jugamos en la pista del Castelldefels,
equipo de buen nivel contra el que hemos de demostrar la mejoría que habrá
en este tiempo. Toca estar todos juntos para pulir los errores que tenemos
entrenadores y jugadoras, de modo que podamos conseguir una mayor
progresión con ellas y ayudarlas en su formación deportiva.